Mi mujer no lo sabe.

Y mejor que continúe así, hazme caso.

¿El qué?

Mira, miles de personas te dirían que, entre otras muchas cosas, escribo a menudo contando historias sobre negocios, salud, inversiones y desarrollo personal.

En resumen, te dirían que hablo sobre mentalidad.

Y es completamente cierto.

Es más, hay a quién le gusta leerlas y lo que cuento le ha ayudado a pensar.

O eso parece.

Para recibirlos tú también, te apuntas ahí abajo:

Casi seguro que esto es cosa de la crisis de los 40.

¿Te suena?

  • Unos se divorcian tras 20 años felizmente casados.
  • Otros se apuntan a un Ironman sin haber movido el culo desde la adolescencia.
  • Otros se compran una Harley cuándo antes le decían a su sobrino que «motos no, que la carrocería eres tú».
  • Y otros, en cambio… shttt, que no se entere. Ahí:

—Vale Jordi, deja de hacerte el interesante y cuéntame de qué va todo esto de una buena vez.

Pues mira, eso solo te lo contaré si te apuntas a mi newsletter privada.

No, en RRSS no te contaré nada. Ni las uso ni me interesan lo más mínimo.

Nada personal, pero es que en internet hay mucho ruido inútil y yo prefiero hablar sin tener que chillar.

Que chillen otros..

Entonces, en caso de que quieras saber más acerca de lo que solo los miles de mi lista privada saben

(hasta dónde yo sé, ella no está dentro)

solo debes apuntarte gratis ahí abajo:

PD: Escribe un email que leas y haz clic en el botón de arriba.